El Club
Historia
Planteles de futbol
Noticias
Pagar Cuota
Hacete Socio
Area de Socios
J.L. ANDRADE

En el Estadio con Ernesto Fígoli


CAMPEONATOS URUGUAYOS


En 1933 un astro pasó en filas wanderistas, José Leandro Andrade.


Nació el 22 de Noviembre de 1901 en la ciudad de Salto.


Fue un verdadero superdotado para la práctica de este deporte y es considerado


por la prensa internacional como la primer superestrella mundial contemporánea del fútbol.


Comenzó a ser conocido en el ambiente del balompié local cuando jugó en el


Club Atlético Bella Vista. Inmediatamente integró el seleccionado nacional siendo


Campeón Sudamericano en 1923.


Al año siguiente en los Juegos Olímpicos de París fue considerado la revelación del


Campeonato siendo considerado y nombrado como “la maravilla negra”.


De un fútbol atildado, moderno y eficaz fue el elemento que generó mayor atención


de la prensa extranjera.


Además de sus dotes ofensivas poseía una jugada propia denominada tijera defensiva


empleando su cuerpo para barrer literalmente al jugador contrario en forma permitida


por las leyes de juego. Fue Campeón Olímpico en 1924 en París.


Nuevamente Campeón Sudamericano en 1926 en Santiago y Vice Campeón en Lima 1927. Pasó en ese tiempo al Club Nacional de Football.


Repitió el título Olímpico en 1928 y fue Campeón Mundial en 1930.


Tentado a jugar en Europa permaneció en Uruguay debido a su amor por los tambores


y las comparsas. Era su mundo.


Después del mundial se enroló en Peñarol sin éxito.


En 1933 Wanderers se encontraba en pleno recambio y necesitaba una figura que


fuera el estandarte del equipo. la albinegra. Formó la mitad de la cancha con Carrica y Carracedo. El gran Andrade no llegó a los diez partidos con la albinegra.


Igual dejó su sello de jugador completo defendiendo la camiseta wanderista.


Más tarde su estrella se apagó definitivamente. Ya nadie se acordó de él.Aquel que fue el centro de atención del mundo entero pasó a ser un ser desconocido confundido en el anonimato y en su mundo tan ajeno al de los demás.


Murió en la soledad absoluta el 5 de Octubre de 1957.


Rendimos homenaje en esta nota a José Leandro Andrade siendo un orgullo para


Wanderers que un jugador de su fama haya defendido nuestros colores en esta competencia oficial.